Bilbao / Madrid.- La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, afirmó ayer que la autodeterminación no es «el precio político que hay que pagar a cambio de la paz y manifestó que ETA no es quién para reclamarla. La banda terrorista difundió el sábado un documento en el que asegura que la autodeterminación es el precio político del proceso de paz en el País Vasco, además de felicitarse de que, tras dos años de tregua en Cataluña, se hayan intensificado las relaciones entre la izquierda abertzale y los independentistas catalanes. Azkarate consideró que «no hay ningún cambio» en el último documento de ETA y señaló que la banda «está absolutamente fuera de la realidad porque se congratula de lo que se ha conseguido en Cataluña y vuelve a pedir la autodeterminación». La portavoz del Ejecutivo vasco recordó que a la banda «se le ha dicho que no es quién para pedir la autodeterminación, que eso corresponde al diálogo y al consenso entre las fuerzas políticas, un consenso que tendrá que ser ratificado por la sociedad».