Barcelona.-Un nuevo informe forense sobre el estado de salud de Rocío S., la joven anoréxica de 20 años, que ha intentado suicidarse y cuyo internamiento involuntario fue denegado por una juez de Badalona, ha determinado que ésta «no tiene conciencia» de su enfermedad y aconseja su «tutelaje» para ser sometida a tratamiento psiquiátrico. El informe reconoce que la joven, que mide 1,70 y pesa apenas 43 kilos, padece un «trastorno de personalidad» y constata que sufre «anorexia mental y desadaptación».