Madrid.-El Juzgado de Instrucción 3 de Leganés ha declarado el archivo de una querella por un presunto delito de homicidio por imprudencia profesional relacionada con la sedación de un paciente de 78 años en el hospital Severo Ochoa de Leganés al considerar que el médico actuó con arreglo a la "lex artis". El auto concluye que la actuación médica se ajustó a la legalidad.