Madrid.- La ponencia mixta del Congreso y del Parlamento de Cataluña que estudian la reforma del Estatuto abordó ayer el Título de las competencias y acordó el blindaje de éstas, así como la definición de las exclusivas, compartidas y ejecutivas, con la oposición, por distintos motivos, del PP y ERC.

El PP insistió en que la reforma es «notoriamente inconstitucional» y «un semillero de conflictos» en la atribución de competencias exclusivas a la Generalitat, mientras que ERC apreció que con el acuerdo entre Zapatero y Artur Mas, hay un retroceso en las competencias exclusivas y que en algunas incluso se está por debajo de lo previsto en el Estatuto de 1979. Las mayores discrepancias entre PSOE y CIU se vivieron especialmente en materia de selecciones deportivas, puertos y aeropuertos. Así, el PSOE admite que la Generalitat tenga mayoría en el consorcio de los puertos, pero que el Estado sea mayoritario en el del aeropuerto barcelonés de El Prat.

Por otra parte, el PP consiguió ayer en Sevilla la firma número dos millones en la campaña que está desarrollando para que los ciudadanos se pronuncien en referéndum sobre el Estatuto. El presidente del PP, Mariano Rajoy, que el hilo conductor de Zapatero es «debilitar al Estado».