Barcelona.-El presidente del PP, Mariano Rajoy, denunció ayer que en Cataluña «se está haciendo con el castellano lo que en época de Franco se hizo con el catalán», lo que significa reducir este idioma sólo al «ámbito de lo privado». Rajoy hizo estas declaraciones tras participar en Barcelona en la junta directiva del PP catalán y después de que el lunes la Comisión Constitucional del Congreso diese luz verde al título sobre derechos y deberes del Estatut, que dice que el personal de la Administración de Justicia debe tener un nivel de conocimiento adecuado del catalán para el desempeño de su función.

El PSC tachó al líder del PP de ser un «incendiario sin escrúpulos». La Generalitat le acusó de «mentir» y de «faltar al respeto de los catalanes que fueron detenidos, torturados y represaliados por hablar catalán en el franquismo». CiU le echó en cara actuar «de una forma absolutamente asquerosa» y de carecer de «sentido de Estado».

El presidente del Círculo Ecuestre, Manuel Carreras, y diversos socios de esta entidad, que agrupa sectores sociales y empresariales de carácter conservador de Cataluña, reprocharon también al presidente del PP el tono de «crispación» introducido por su partido en la vida política a propósito del Estatut. Carreras lanzó este mensaje a Rajoy en una comida-coloquio en la que el líder popular prometió «cuidar las formas» en sus mensajes políticos relacionados con Cataluña, aunque subrayó que el PP tiene «una responsabilidad ante la gente» y está obligado a oponerse al nuevo Estatut por su «intervencionismo».

Jueces y fiscales se oponen a la obligatoriedad del catalán

Las asociaciones judiciales Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Jueces para la Democracia (JpD) y Francisco de Vitoria (AJFV) mostraron ayer su «preocupación y rechazo» ante la exigencia del conocimiento del catalán como requisito para ejercer en esta comunidad autónoma.También la Asociación de Fiscales (AF) y la Unión Progresista de Fiscales (UPF) manifestaron su oposición. La APM, la más dura en sus críticas, anunció que pedirá explicaciones por esto al Ministerio de Justicia y no descartó, si estas explicaciones no le convencen, pedir la dimisión del titular del ramo, Juan Fernando López Aguilar. El portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, negó que hablar catalán sea un «requisito» para los jueces que trabajen en Cataluña aunque reconoció que «deben conocerlo», ya que los ciudadanos pueden optar por utilizarlo.