Madrid.-El asesino de Yoyes, Antonio López Ruiz "Kubati" y la terrorista del Comando Madrid de ETA, Inés del Río Prada, han logrado reducir su condena once y nueve años, respectivamente, y saldrán de prisión antes de lo previsto gracias a la redención de penas por estudios en la Universidad vasca, donde se matricularon con carnés de identidad falsos, según la documentación que obra en poder de la Guardia Civil. "Kubati" está condenado a más de mil años e Inés del Río a más de dos mil. Sin embargo, uno cumplirá 19 años y la etarra, 21. Kubati se matriculó con un DNI ficticio y tiene un expediente universitario plagado de irregularidades. Saldrá de prisión el 24 de julio, en lugar de en 2017, si no hubiera redimido condena. Ese DNI comienza con varios nueves y luego otros números, al igual que ocurre con etarras que están matriculados. El resto de los epígrafes de datos personales aparece vacío, por lo que no se justifica de qué forma accedió a la universidad.

Algo similar ocurre con Inés del Río, quien saldrá de prisión en junio de 2008, nueve años antes de lo previsto. La Guardia Civil investiga también el expediente de Parot, plagado de irregularidades. El juez le comunicará hoy su procesamiento por la carta proponiendo atentados a la banda. También hoy se reanuda en la Audiencia Nacional el macrojuicio contra la trama de ETA con la declaración del principal acusado, Xabier Algría, máximo jefe de KAS.