Madrid.- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió ayer en el Congreso la reforma del Estatut, y ante las palabras del líder del PP, Mariano Rajoy, en las que le acusó de tener una actitud de «vergüenza» en este asunto y con ETA, reprochó sus críticas si, como el mismo dice, desconoce el contenido del acuerdo.

La reforma del Estatuto de Cataluña fue el objetivo de dos de las tres preguntas dirigidas a Zapatero en la primera sesión de control del pleno de la Cámara Baja en el nuevo periodo de sesiones, una de ellas planteadas por Rajoy y otra por el portavoz parlamentario de ERC, Joan Puigcercós. Este prometió trabajar por el acuerdo.

El presidente defendió la reforma estatutaria de Cataluña porque el acuerdo alcanzado cumple los objetivos planteados de impulso autonómico tanto para Cataluña como para otras Comunidades. Rajoy lamentó que se desconozca el contenido del acuerdo con CiU y sólo tengan referencias del mismo por la página web de esta formación política o de algún diario nacional.

Ese reproche sirvió a Zapatero para expresar su extrañeza por el hecho de que, de ser ciertas las palabras de Rajoy, critique el contenido del acuerdo sin tener conocimiento del mismo. Además, con ironía, el presidente del Gobierno dijo esperar que el PP, «como es su estilo habitual», participe constructivamente en el trámite parlamentario del Estatut y del resto de reformas que se lleven a cabo. Sin embargo, Rajoy criticó que, ante el sistema de financiación, haya cifras distintas sobre lo que va a suponer para Cataluña dependiendo de quién sea el que hable, y se preguntó a quién debe creer.

En cualquier caso, advirtió de que él no cree a Zapatero porque hace «mucho tiempo» que ha perdido su confianza en él, y aseguró que otros podrán comprobar lo mismo «a lo largo de las próximas fechas». «Lo que sí le digo es que lo que está usted haciendo en este tema y en el de ETA es una vergüenza de la que espero que se arrepienta pronto», añadió Rajoy.

Pese a esas palabras, Zapatero dijo que él no ha perdido la confianza en Rajoy porque esa es la base del respeto en democracia. Añadió que él tiene mucho respeto al líder del PP porque en las últimas elecciones generales le votaron diez millones de ciudadanos, uno menos que al PSOE. El secretario general de CiU y líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, bromeó ayer con "No somos nadie" de la cadena M-80, al afirmar que «me siento el cura que va a casar a (Artur) Mas y a Zapatero».