Madrid.- El Gobierno está muy molesto con lo que llamó «las viles calumnias» del PP ante las posibles excarcelaciones de los mayores asesinos de ETA. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, respondió ayer en el Senado a los populares que con Aznar en la Moncloa salieron de prisión 64 etarras con penas de 30 años, dato que la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega esgrimió en el Congreso en un rifirrafe con Angel Acebes.

El Ejecutivo explicará en el Congreso la decisión de la fiscalía del Supremo de avalar la acumulación de condenas pedida por el preso etarra Henri Parot, procesado ayer por los delitos de integración en banda armada y conspiración para atentar, que previsiblemente retrasarán su excarcelación aun cuando el Alto Tribunal le dé la razón. El anuncio de la comparecencia del ministro López Aguilar, del fiscal general, Cándido Conde-Pumpido, y del presidente del Consejo del Poder Judicial, Francisco José Hernando, coincidió con la decisión del juez de la Audiencia Fernando Grande-Marlaska de procesar de nuevo a Parot.

Este proceso, que podría acarrearle una condena de entre 9 y 32 años, está relacionado con una carta en la que Parot proponía volar la Audiencia, el Ministerio del Interior y las Bolsas. Además, pedía secuestrar un helicóptero para sacarle de prisión. Además, se supo que se matriculó en la Universidad vasca con documentación falsa, con un DNI a nombre de Unai, natural de Bilbao, cuando él es francés nacido en Argel en 1958, y no en 1947 como figura. Además de no pagar las tasas, en seis cursos aprobó una asignatura con un 5 y se le convalidaron dos.

De ser condenado, la excarcelación del sanguinario etarra, prevista para 2009, se retrasaría aun si el Supremo accede a refundir en una sola condena de 30 años la totalidad de las 26 penas, que suman 4.700 años y que le fueron impuestas por más de 80 asesinatos. Dicha refundición y el haber sido juzgado por el Código Penal de 1973 le iban a permitir salir con sólo 20 años de cárcel.

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, Javier Gómez Bermúdez, ordenó ayer que no se resuelva ninguna petición de acumulación de condenas hasta que el Supremo se pronuncie sobre Parot. Debido a la «complejidad» del asunto, el alto tribunal decidió que sean cinco y no tres los magistrados que el día 20 examinen el recurso de Parot contra la decisión de la Audiencia de rechazar la acumulación y que la fiscalía respaldará.

Cuarenta y siete etarras han salido o saldrán de prisión este año. Veinte recibieron penas superiores a los 30 años, pero sus condenas fueron refundidas en una única. Es el caso de Domingo Troitiño Arranz, condenado a 1.588 años por la matanza de Hipercor. Entre 1998 y 2004, otros 59 salieron también así.

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega dijo ayer que la legislación antiterrorista se aplica igual que cuando gobernaba el PP, por lo que pidió a este partido que «deje de manipular» con su interpretación de que el Gobierno está «cediendo» ante ETA.

De la Vega respondía así en el Congreso al popular Angel Acebes, a quien echó en cara que durante el Gobierno de su partido fueron excarcelados 64 etarras con penas de entre 20 y 30 años, 49 «cuando usted era ministro del Interior». Antes en el Senado tuvo una respuesta similar para los populares, a los que recordó que con Aznar fueron 331 los excarcelados, 64 con «condenas monstruosas por crímenes horrendos». El ministro tachó de «infame e ignominiosa» la actitud del PP y anunció que el Gobierno va a «construir imputaciones» contra Parot para impedir su salida.