Madrid.- El Gobierno no prepara una prohibición total del tabaco en los establecimientos públicos. Así lo dijo ayer la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que garantizó que cualquier avance que se produzca se hará en el marco de la Ley que entró en vigor a comienzos de este 2006. En todo caso, Salgado apostó por una reflexión cuando se acerque el final de este año para poner en práctica «una política activa que facilite que haya espacios sin humos» para los no fumadores.