Madrid.- El año no ha comenzado con muy buenos datos laborales. El paro en España subió en 68.566 personas en enero, situando el total de desempleados en nuestro país por encima de los dos millones. Aunque es la cuarta subida mensual consecutiva, el Gobierno insiste en que entra dentro de las previsiones. Los parados se volvieron a concentrar de nuevo en el sector servicios y entre las mujeres y los jóvenes que buscan su primer empleo, aunque los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales indican una cifra récord en contratación indefinida. La afiliación a la Seguridad Social tampoco ha presentado cifras positivas debido al fin de la campaña navideña. Así, en enero se registraron 32.341 bajas en el sistema aunque más de 20.000 se beneficiaron después de un encadenamiento contractual.

El número de parados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (Inem) subió en 68.566 personas en enero, un 3,2% respecto al mes anterior, con lo que la cifra total de desempleados se situó en 2.171.503 personas. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales asegura que enero suele ser un mes negro para el desempleo y destaca que en los últimos doce meses, el número de parados que se han apuntado a las listas del Inem se ha reducido en 5.096 personas (-0,23%).

Castilla y León , en el tercer puesto

Castilla y León fue la tercera Comunidad en la que más subió el paro el mes pasado, por detrás del País Vasco y Baleares, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Trabajo.

El paro del mes de enero sólo bajó en Baleares (-1,77 por ciento) y subió en el resto de comunidades, especialmente en el País Vasco (7,39 por ciento) y Cantabria (6,41), además de en la Ciudad Autónoma de Ceuta (15,38 por ciento).