Vitoria/Madrid.- El lendakari, Juan José Ibarretxe, puso ayer en marcha su Consejo Político y afirmó que tomará la iniciativa política en el proceso de paz si el Gobierno y ETA no dan antes del verano «pasos» para que cese la violencia. En nombre de este consejo con sólo los partidos que forman el Gobierno vasco y las críticas de la oposición, Ibarretxe aseguró que «no hay vuelta atrás» en el camino iniciado con su plan, que los vascos decidirán su futuro y que habrá una consulta.

Ibarretxe compareció tras la constitución del Consejo Político (que integran además los consejeros Joseba Azkarraga, de EA, y Javier Madrazo, de Ezker Batua) afirmó que tomará la iniciativa si antes del verano el Gobierno no da pasos como modificar su política penitenciaria para respetar los derechos de los presos, si ETA no cesa en su actividad terrorista o si no se constituye la largamente anunciada mesa de partidos. «No vamos a esperar eternamente», advirtió.

La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó que hay «cambios significativos» en el mundo de ETA, pero «insuficientes» mientras no abandone las armas. Y el PSE estimó que las víctimas del terrorismo deben conocer cualquier tipo de diálogo que se produzca entre el Gobierno y ETA y opinar ante cualquier medida de reinserción de los presos.

Por su parte, la Federación de Víctimas se dijo dispuesta a querellarse contra quien pretenda acortar las penas a los etarras. Y el Ministerio del Interior decidió no enviar al Congreso de los Diputados los informes que las fuerzas de seguridad han elaborado sobre los posibles vínculos entre la ilegalizada Batasuna y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) por ser un asunto judicial.

Los dos etarras detenidos en Francia el pasado sábado, Urtzi Gainza e Iñigo Ripoll, ya están en prisión y lograron deshacerse de una agenda durante la persecución previa a su detención. El consejero vasco de Interior, Javier Balza, declaró ante el juez que no le constaba antes de su celebración que el mitin de Anoeta de noviembre de 2004 fuese un acto de la ilegalizada Batasuna.