Madrid.- La definición del valenciano y la barrera electoral para entrar en el Parlamento autonómico provocaron ayer la ruptura del primer consenso en materia estatutaria que lograron el 25 de mayo PP y PSOE. Los socialistas no dan por roto el pacto y su portavoz Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó la voluntad de su grupo de modificar los dos artículos a través de enmiendas, con o sin el consenso de los populares.

Sin embargo, según el portavoz del PP en la Comisión Constitucional, Federico Trillo, la posición del PSOE supone «la ruptura unilateral» del acuerdo y conlleva «un grave conflicto institucional».

Los populares recibieron la voluntad del PSOE de introducir modificaciones en los artículos referidos a la barrera electoral del 5 por ciento y la definición del valenciano como "idioma" con «sorpresa e indignación». Según Trillo, estos dos asuntos «son vitales» para el mantenimiento del acuerdo y el PP no comprende «las cesiones a grupos minoritarios», pues son reclamaciones que han realizado las formaciones con menos representación en las Cortes valencianas.