Barcelona.- Un agente de los tedax resultó herido leve y un perro policía adiestrado murió al explotar esta mañana a las puertas del Instituto Italiano de Cultura de Barcelona una cafetera bomba colocada, según la principal hipótesis policial, por un grupo de apoyo al movimiento anarquista italiano.

Según fuentes policiales, el artefacto explosivo, montado en una cafetera metálica italiana y que, al parecer, estaba compuesto de pólvora, había sido colocado por la noche frente a la puerta principal del Instituto, situado en el pasaje Méndez Vigo, entre las céntricas calles Aragó y Consell de Cent de Barcelona.

Fue la mujer de la limpieza, que había entrado al edificio desde una puerta lateral, la que poco antes de las 8.00 de la mañana encontró la cafetera, de la que salían unos cables que levantaron sus sospechas.

La empleada, que como el resto de personal del Instituto había sido avisada de las amenazas recibidas en el centro por parte de grupos anarquistas, sospechó que la cafetera podía ser una bomba, al advertir también que la puerta de la verja del jardín situado frente a la entrada principal estaba abierta, lo que no es habitual.

Avisados por los empleados del Instituto, varios vehículos policiales, artificieros de los tedax y guías caninos se desplazaron al lugar y montaron un perímetro de seguridad.

Un perro de los tedax se acercó a la cafetera atado con una larga cuerda que portaba su guía, el policía herido, y al empezar a husmear el artefacto éste explotó matando en el acto al animal, que salió despedido a una distancia de seis metros. El agente, ingresado en el Hospital Clínico, sufre heridas leves en un brazo y en un costado y fue intervenido para extraerle algunos restos de metralla que se le habían incrustado bajo la piel. La Jefatura de Policía destacó la «gran preparación, adiestramiento y grado de disciplina que el agente herido había proporcionado a su perro, de raza labrador».