'Gloria' arrasa gran parte de la Península