Si tienes edad suficiente como para haber tenido coche hace unas décadas, seguro que recuerdas esa banda elástica que todavía algunos vehículos arrastran desde el paragolpes. Un elemento más de la carrocería de los automóviles que quizá tenías tan interiorizado que nunca te has preguntado para qué sirve. Porque no, no es un adorno y nació con una función concreta: evitar la electricidad estática.

Su uso impedía que los conductores o sus ocupantes sintieran algo así como una minidescarga eléctrica en el cuerpo al subir al coche.

"Colita rutera" es como lo llamaban en muchos países y, en definitiva, lo que hace es conectar la carrocería del coche con el asfalto.

Su propia leyenda urbana

En la década de los 80 y 90 existía una leyenda urbana sobre el uso verdadero de la goma elástica: evitaba los mareos. No obstante, el manual de un coche de la época especificaba el sentido real de esa cola al especificar que era "una toma de tierra".

Diseños de todo tipo

A rayas, de colores, con marcas de la casa automovilística, con flechas, sin ellas, con mensajes "no corras" o "feliz viaje"... los diseños de la llamada colita rutera eran infinitos. ¿Cómo era el tuyo?

Una goma trasera de un Seat antiguo. Grupo "Acuérdate"

¿Qué carga llevar?

Si tu vehículo nada tiene de antiguo pero quieres aprovecharlo para el transporte de mercancías, puedes llevar una carga determinada siempre que esté correctamente señalizada y no exceda los límites permitidos por ley. En España, los límites para las dimensiones de la carga varían en función del tipo de vehículo: turismos, furgonetas o camiones. Los turismos solo pueden transportar cargas que sobresalgan por la parte posterior del vehículo, mientras que los vehículos destinados al transporte de mercancías pueden llevar cargas que sobresalgan por delante, por detrás y por los laterales.

10

GALERÍA | Zamora huele a motor antiguo: concentración internacional de coches clásicos T. S.

Siempre que vayas a transportar una carga debes llevar por ley una señal V-20. Se trata de un panel cuadrado de 50x50 centímetros con franjas diagonales y alternas de color blanco y rojo que alerta al resto de vehículos de la vía sobre las dimensiones del peso transportado en tu vehículo. Dependiendo del ancho que ocupe la carga que sobresale por la parte posterior del vehículo, tendrás que llevar de forma obligatoria una señal V-20 o dos.