Aunque parezca de Perogrullo, obvio y evidente, la realidad es para congratularse, pese a la pandemia. La única parte positiva del confinamiento visto lo visto es que en las ciudades se ha producido un descenso de la polución. El tráfico se ha reordenado (o desordenado en algunas partes como Barcelona) y hay menor circulación de [...]