Hay algunas prácticas veraniegas que pueden suponer multas e incluso la pérdida de puntos del carné