El italiano Enea Bastianini (Kalex) se adjudicó el triunfo, el segundo consecutivo de la temporada, tras dominar de principio a fin el Gran Premio de la República Checa de Moto2 en el circuito de Brno, y con ello se convierte en el nuevo líder del mundial de la categoría.

Bastianini se situó líder desde el momento de la salida y mantuvo su posición hasta el final de la carrera por delante del británico Sam Lowes (Estrella Galicia 0'0 Kalex) y del estadounidense Joe Roberts (Kalex).

El hasta ahora líder del mundial, el japonés Tetsuta Nagashima (Kalex), con muchos problemas de puesta a punto a lo largo del fin de semana -con caída incluida durante los entrenamientos libres-, se tuvo que conformar con la undécima plaza.

El piloto italiano, tercer mejor tiempo de entrenamientos, salió como una exhalación para intentar escapar de todos sus rivales, entre los que el británico Sam Lowes (Estrella Galicia 0'0 Kalex) asumió el peso de la neutralización, seguido por el estadounidense Joe Roberts (Kalex) y Jorge Martín (Kalex), aunque les costó más de lo previsto alcanzar al fugado.

La cabeza de carrera se cortó muy rápido, en apenas un par de vueltas, consecuencia directa del ritmo impuesto por Enea Bastianini, con una pareja perseguidora formada por Lowes y Roberts y un grupo más nutrido en el que estaban Jorge Martín, Marco Bezzecchi, Luca Marini, Augusto Fernández, Marcel Schrotter, Hafizh Syahrin, Xavier Vierge, Jorge Navarro y el líder del mundial, Tetsuta Nagashima.

Precisamente el líder del mundial fue otro de los que protagonizó una gran remontada pues el japonés Nagashima salía vigésimo primero y en apenas tres vueltas ya estaba en ese grupo perseguidor de las posiciones de podio sin cometer errores y esperando su oportunidad para mejorar sin hacer sufrir demasiado los neumáticos.

Aunque no terminó de conseguir una sólida diferencia, Enea Bastianini 'aguantó' con medio segundo de ventaja sobre Sam Lowes, el único que pudo aguantar en cierta medida su ritmo, pues el estadounidense Roberts se fue quedando poco a poco atrás y acosado cada vez más de cerca por el grupo en el que marcaba el ritmo el italiano Marco Bezzecchi.

En la sexta vuelta el español Héctor Garzó (Kalex) sufrió una fuerte caída que le obligó a abandonar justo cuando rodaba en cola del grupo que se peleaba por los últimos puntos de la clasificación y Sam Lowes tenía prácticamente a tiro a Enea Bastianini.

Antes de llegarse al ecuador de la carrera, programada a diecinueve giros, Lowes ya estaba tras el rebufo de Bastianini, Roberts intentaba mantenerse con ellos, y a menos de un segundo se encontraba un cuarteto formado por Marco Bezzechi, Luca Marini, Augusto Fernández y Jorge Martín, y ya otro grupo más numeroso descolgado de ellos, en el que se encontraban Jorge Navarro, Arón Canet y Xavier Vierge entre otros pilotos.

Pero Bastianini supo aguantar la presión a la que le sometió Lowes, con Roberts haciendo un "efecto goma" acercándose y alejándose de sus rivales, pero en cualquier caso los tres con sus posiciones bastante consolidadas respecto al resto de la competencia y así se mantuvieron hasta ver la bandera de cuadros.

Augusto Fernández acabó en la quinta plaza, su mejor resultado de la temporada, con Jorge Navarro (Speed Up) en la séptima posición, por delante de Jorge Martín, y con Arón Canet (Speed Up), décimo, y Xavier Vierge (Kalex), duodécimo, Marcos Ramírez (Kalex), decimonoveno y Edgar Pons (Kalex), vigésimo.