21 de marzo de 2019
21.03.2019
La Pizarra

La educación vial, un juego de niños

El Arias Gonzalo desarrolla el proyecto "El juego de la serpiente", junto con la DGT, para sensibilizar sobre la movilidad sostenible en el camino al colegio

20.03.2019 | 19:40

La Dirección Provincial de Educación recogió el guante de la propuesta didáctica de la Dirección General de Tráfico (DGT) y eligió este curso al colegio Arias Gonzalo para desarrollar en sus aulas el proyecto "El juego de la serpiente" que, durante dos semanas, ha introducido la educación vial –materia dentro del currículo académico– en el centro, con la ayuda del equipo docente y la voluntariedad de los padres y madres del colegio.

Los objetivos de esta campaña, destinada a centros de Primaria, se centran en promocionar las formas de movilidad sostenible no solo entre los niños, sino también entre profesores y padres; mejorar la seguridad y la calidad de vida en las áreas escolares y en los caminos y rutas para ir al colegio y animar a mantener hábitos de movilidad sostenible, más allá de la escuela primaria.

En la práctica, se ha traducido en que los alumnos de 5º curso –que, mediante una encuesta previa, se comprobó que eran los que más accedían al colegio en coche– se concienciaran en acudir a clase andando, en bicicleta, compartiendo coche o, simplemente, instando a sus padres a que les dejaran a una cierta distancia del colegio para poder acceder a pie.

"El juego es una campaña europea que en España lleva a cabo la DGT y consiste en intentar modificar los medios de desplazamiento de los niños, para que acudan a clase de forma sostenible y segura. Así, conseguimos que los niños se desplacen de una forma más saludable y descongestionar el entorno del colegio, con menos tráfico", resume Judit Castro, de la delegación zamorana de la DGT.

Las profesoras de 5º, María José Gallego y Rosalía Flores, reconocen que los niños se han implicado en este proyecto de una manera muy intensa. "Han estado muy motivados y esperamos que este hábito continúe tras el juego", aspiran. Por su parte, la directora del centro, Ana Casquero, confía en que el éxito de esta primera edición pueda redundar en que el próximo curso se pueda repetir con más alumnos.

Más allá del aula, los niños también han disfrutado de otras actividades, como la visita de Cruz Roja para enseñarles primeros auxilios o de agentes de la Guardia Civil, que mostraron a los alumnos los vehículos con los que trabajan. Incluso han podido hacer una excursión a Valladolid, para visitar la base aérea de Villanubla, donde conocieron por dentro el helicóptero Pegasus, que es el encargado de controlar el tráfico de las carreteras de Castilla y León desde el aire. También estuvieron en el Centro de Gestión de Tráfico de la Jefatura de Valladolid. Allí pudieron conocer de primera mano cómo se controlan todas las vías a través de las pantallas, una sala a la que pocos colegios pueden acceder.

Además, durante el tiempo que ha durado la campaña, el ampa del centro ha colaborado con la decoración del colegio, convirtiéndola en vías donde había desde señales de tráfico hasta pasos de cebra.

"El Juego de la Serpiente" solo es el inicio de un proyecto más ambicioso, denominado "Camino Escolar Seguro", relacionado también con la seguridad vial y la educación de los más pequeños y en el que estarán implicados, además del centro y su ampa, la Dirección General de Tráfico, el Ayuntamiento de Zamora y la Junta de Castilla y León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook