22 de noviembre de 2018
22.11.2018
La Pizarra

Laboratorios y experimentos como herramientas de educación

Más de 800 alumnos de una veintena de colegios e institutos de la provincia participan en la Semana de la Ciencia

21.11.2018 | 23:57

Es una de las primeras iniciativas generales del curso, organizada por la Consejería de Educación a través de la Dirección Provincial de Zamora, en la que se vuelcan gran parte de los centros de la provincia. La V Semana de la Ciencia se compone de exposiciones, mesas redondas y talleres, elaborados por los propios colegios e institutos, con el objetivo de difundir las buenas prácticas sobre ciencia y propiciar el intercambio de experiencias.

Estas jornadas se inauguraron este año en el IES Claudio Moyano, donde el hall albergó una muestra sobre vasos comunicantes, en cuya elaboración se volcaron los departamentos de física y ciencias, pero también los de lengua, geografía e historia. Las fases de la luna fue el tema de uno de los talleres programados.

La Vaguada también organizó su propio programa, con una serie de prácticas de laboratorio elaboradas con ingredientes habituales de la cocina, como huevos o vinagre.

Por su parte, el IES Maestro Haedo convirtió sus instalaciones en una macro exposición titulada "Del sílex al coltán", donde se hacía un exhaustivo recorrido desde el descubrimiento del fuego hasta las nuevas tecnologías, haciendo hincapié en el coltán, un material que da pie a numerosos debates morales.

"La idea era que los alumnos tuvieran presente tres puntos de la evolución de la tecnología: el inicio, centrado en la Edad de Piedra; el punto de inflexión que supuso el Renacimiento con las nuevas tecnologías; y el momento actual, que requiera una profunda reflexión por nuestra dependencia a elementos como el teléfono móvil y la necesidad de cambiar de aparato cada poco tiempo", puso como ejemplo la profesora Nieves Petit.

Esta temática tan amplia provocó que la muestra en el instituto fuera de los más variopinta. Durante una semana, los alumnos del centro y los visitantes que se acercaron hasta el Maestro Haedo pudieron ver desde piezas básicas como agujas, flechas o arcos hasta elementos del renacimiento tecnológico con el buzo, el ala delta, el tornillo o los puentes. El tercer apartado de la exposición descubría cómo muchas tareas que se realizaban antes con otras herramientas ahora se soluciona con el móvil, como la lectura, la escritura o simplemente escuchar música. Y todo ello elaborado tanto por alumnos como por profesores.

Además, en esta edición, los alumnos del IES Claudio Moyano pudieron asistir a la charla "Más se perdió en Cuba", impartida por José Ramón Alonso, mientras que la investigadora Ana Payo se desplazó hasta los IES Fuentesaúco y Alfonso IX para hablar sobre "Cambio climático, ¿y a mí qué?" y "Ahora, ¿qué hago con mi vida?". En ellas los alumnos pusieron en común, por un lado, contribuciones para mitigar los efectos del cambio climático a nivel individual, como clase y como centro educativo. Por su parte, los estudiantes del Alfonso IX conocieron de primera mano la carrera profesional de Payo, desde sus años de colegio hasta su trabajo actual como investigadora en Ecología Teórica en la Universidad de Aberdenn. "Les he explicado, a través de mi experiencia, la carrera investigadora y las dificultades que me he encontrado en el camino", resumió Payo.

Pero no solo participaron institutos en esta semana especial, también colegios como Santísima Trinidad cambiaron las habituales clases por actividades centradas en la ciencia, que finalizó con una feria de experimentos que acercó la magia a los más pequeños, dentro del proyecto de aprendizaje y servicio "Los guardianes del Duero". Precisamente el río, protagonista en el barrio donde está ubicado el centro -Pinilla- fue eje central de muchos experimentos.

Un taller de análisis de aguas, pruebas de evaluación de los alumnos a través de herramientas digitales o un seminario sobre formación en astronomía para profesores, coordinado por el departamento de ciencia del centro y la implicación del claustro y alumnos del practicum USAL de las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria, ayudaron a que la ciencia "invadiera" todo el colegio durante esa semana.

Los estudiantes de Primaria, además, pusieron en marcha una actividad, "Ciencia de cerca", donde pudieron compartir con los compañeros de Infantil sus descubrimientos en ámbitos como la óptica, la química, la electricidad o el magnetismo.

En total, más de 300 alumnos fueron protagonistas gracias a un nuevo escenario de estudio, "donde el niño es el verdadero protagonista de la aventura de aprender", destacó el director pedagógico del colegio, Luis de Mena.

De estas actividades, como de las programadas por el resto de participantes, no solo disfrutaron los alumnos de esos centros, sino que colegios e institutos abrieron sus puertas para que todos pudieran descubrir y experimentar en primera persona esta Semana de la Ciencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook