15 de mayo de 2018
15.05.2018
La Pizarra

Los directivos del futuro

Delante del ordenador, tenían que sacar a flote su empresa - "Nos ha gustado ver tan de cerca cómo funciona el mercado"

16.05.2018 | 00:29
Desde la izquierda, Ana María Ilea, Itziar Huertas, Alejandro Almaraz y Roberto Martín, antes de participar en la final del concurso.

Reconocen que les impuso un poco el escenario, el enfrentarse a alumnos de toda España y los habituales nervios de un concurso. Pero Itziar Huertas, Roberto Martín, Alejandro Almaraz y Ana María Ilea -todos ellos alumnos de 4º de la ESO del IES Río Duero-, jugaron un más que meritorio papel en la final nacional del concurso Young Business Talents, que se celebró en Madrid.

Su buen hacer a la hora de dirigir una empresa, teniendo en cuenta los cambios del mercado, las preferencias de los clientes, los movimientos de los proveedores o los gastos en publicidad para obtener el máximo beneficio en una firma dedicada a la venta de cremas solares e hidratantes, les otorgó el tercer premio. Un puesto que vale todavía más si se tiene que en cuenta que los zamoranos eran los benjamines de este concurso, ya que el resto de equipos del país pertenecían a cursos superiores.

"Esta prueba es de un nivel de estudios de 2º de Bachillerato y muchos conceptos todavía no los hemos estudiado en clase. Por eso íbamos con la mentalidad de disfrutar de la experiencia y quedar los últimos", reconocen.

En un gran almacén en una zona industrial de la capital, habilitado para el concurso, los zamoranos se enfrentaban en varias rondas a un total de cien equipos de institutos de todos los lugares de España.

"A los profesores solo nos dejaron estar cinco minutos antes del inicio para darles algunas pautas y consejos", recuerda Rosa Colino, que durante todo el curso ha estado con ellos trabajando en clase para ir pasando con éxito las distintas fases del concurso hasta llegar a la final.

Una vez solos, delante del ordenador, tenían que sacar a flote su empresa teniendo en cuenta los valores de mercado, las inversiones y los productos. "La situación iba cambiando y nosotros teníamos que tomar decisiones", señala el equipo.

"Fue mucho más complicado que todo lo que habíamos visto en clase, pero ellos fueron capaces de hacerlo solos", destaca la profesora, quien apunta que, frente a la múltiples pérdidas que arrastraron la mayor parte de los concursantes, la empresa de los zamoranos terminó la sesión con 18 millones de ganancias. "El tiempo estaba muy ajustado y había que tomar medidas de manera muy rápida", aseguran los concursantes.

Fueron cerca de 10.500 alumnos de todo el país los que comenzaron a principio de curso en este concurso -62 participantes de Zamora- y los estudiantes del IES Río Duero han ido superando paso a paso los enfrentamientos con otros grupos para llegar a Madrid en este concurso que llega a su séptima edición y que se basa en un programa educativo online organizado por la empresa Nivea y ESIC Business and Marketing School, para encontrar a los mejores empresarios virtuales de España.

"Además de poder llegar a la final, lo que más nos ha gustado es ver tan de cerca cómo funciona el mercado de la empresa, porque era un mundo nuevo para nosotros", valoran. Un mundo que ya no les es tan ajeno y que ha hecho nacer en ellos el "gusanillo" de los negocios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook