La importancia de invertir en prevención y, por tanto, también en investigación se puso de manifiesto ayer en la jornada online sobre el cáncer de mama que se celebró de forma virtual en el día en el que se conmemoraba la lucha contra este cáncer, el más frecuente entre las mujeres.

Las tres expertas que participaron en la mesa redonda, organizada por LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA, incidieron en la relevancia de la prevención y reconocieron que la población está más sensibilizada sobre el cáncer de mama. De hecho, es habitual que las mujeres se interesen y consulten por la forma de realizarse la autoexploración mamaria.

“Hay más información, más conciencia”, afirmó Zandra Soto, ginecóloga especialista en Patología Mamaria en la Unidad de la Mujer Recoletas, quien incidió en la importancia de que la prevención continúe a través de revisiones ginecológicas, cribado con mamografías y autoexploración mamaria, además de hábitos de vida saludables como una alimentación sana y ejercicio físico moderado.

En este sentido, la especialista en Patología Mamaria recomendó a las mujeres que mantengan las revisiones ginecológicas a pesar de la pandemia, porque aunque la incidencia del COVID es importante, el cáncer de mama sigue ahí y afecta a una de cada ocho mujeres.

La doctora reconoció que, debido al coronavirus, ha habido desconocimiento y miedo a asistir a las consultas presenciales, pero que con el paso de los meses, las pacientes “pueden estar tranquilas y tienen que asistir a las revisiones”.

“No se puede dejar pasar ninguna revisión. Hay que continuar con ello”, manifestó Zandra Soto durante la mesa redonda.

Sobre la importancia de la prevención se pronunció también María Montejo, psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Zamora. La experta considera que la prevención siempre es un recurso en el que hay que seguir trabajando y mencionó lo ocurrido con el VIH como ejemplo de lo que no tiene que pasar, ya que el descenso en la información sobre la enfermedad y sobre el uso del preservativo supuso un aumento de los casos.

La jornada sobre el cáncer de mama que cada año organiza LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA se celebró este 19 de octubre de forma virtual debido a la pandemia. El evento contó con la colaboración de la Asociación Española Contra el Cáncer y el patrocinio de la Fundación Caja Rural de Zamora, el Hospital Recoletas y el Ayuntamiento de Zamora.

En la mesa redonda, que fue presentada y moderada por la directora del periódico, Marisol López del Estal, intervino también Montserrat Martín, supervisora de Oncología Médica y Radioterápica del Complejo Asistencial.

"Creemos que hay que tratar el cáncer de mama también desde la perspectiva de género"

Carmen Álvarez - Concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Zamora

La enfermera defendió la necesidad de que se siga investigando sobre el cáncer. Así, aseguró que la investigación en salud es “prioritaria” y que, aunque se destina mucho dinero de los presupuestos a la pandemia de COVID, “existen otras enfermedades en las que hay que seguir investigando para mejorar la salud”.

Puso el énfasis también en la importancia que tienen la dieta saludable y el ejercicio físico para prevenir la obesidad, que es un factor de riesgo en otros cánceres, y recordó que hay vacunas para prevenir otro tipo de tumores.

Otro de los temas que abordaron las expertas es la tasa de curación y la supervivencia. Según apuntaron, en estados iniciales, la tasa de supervivencia a los cinco años es de entre el 90% y el 98%, y a los diez años, del 83%. En estadios avanzados, las mujeres con cáncer de mama pueden mantener una buena calidad de vida y un aumento de la supervivencia, gracias a los ensayos clínicos y a los nuevos tratamientos.

La doctora Zandra Soto explicó que en estadios más avanzados incluso la enfermedad del cáncer de mama se puede cronificar. De hecho, ese es el futuro que esperan los expertos y la sociedad, que el cáncer de mama se convierta en una enfermedad crónica con la que se pueda vivir.

La ginecóloga especialista en Patología de la Mama en la Unidad de la Mujer Recoletas, Zandra Soto, envió ayer un mensaje de tranquilidad e hizo un llamamiento a la calma de la población, ya que con medidas preventivas frente al coronavirus, aseguró que se puede garantizar una atención sanitaria óptima.

Es más, la doctora puso el énfasis en la necesidad de que se continúe con la prevención y la investigación. “Ha mejorado el pronóstico y la supervivencia, y es muy importante la detección precoz”, destacó durante su intervención en la mesa redonda sobre el cáncer de mama.

Por este motivo, incidió en el cribado a través de mamografías para lograr una detección precoz, puesto que lo importante en el momento del diagnóstico es el estadio precoz del tumor. “Lo fundamental es el estado de donde partimos, por eso la importancia del cribado”.

La experta respondió también a preguntas sobre el cáncer hereditario. En este sentido, apuntó que el mayor porcentaje de los casos de cáncer de mama son esporádicos y que únicamente son hereditarios entre el 5% y el 10% de los casos.

Con normalidad, como siempre se les ha tratado y preguntando por lo que necesitan con preguntas abiertas. Así recomienda María Montejo, psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Zamora, que traten a los enfermos de cáncer sus familiares, amigos o personas allegadas.

“Que le trate como le ha tratado siempre porque a veces se sienten como más enfermas porque les tratan diferente”, respondió María Montejo a una pregunta realizada por uno de los seguidores de la jornada a través de Internet. La psicóloga destacó que solo la presencia del familiar o amigo es importante para una persona con cáncer, así como normalizar todo lo que está pasando. “Cuanta más naturalidad, mejor”, resumió.

Hay que tratar a los afectados con normalidad

María Montejo - Psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer

Además, apuntó que durante la pandemia, la AECC ha incrementado las ayudas sociales que presta a los pacientes con cáncer, ya que “cuando una persona es diagnosticada, hay una reducción de ingresos y un aumento de gastos”, puesto que tienen que hacer frente a la adquisición de productos como medicamentos o cremas que no están financiados por la Seguridad Social.

Montserrat Martín, supervisora de Oncología Médica y Radioterápica del Complejo Asistencial de Zamora, lanzó un mensaje al final de la jornada en el que explicó que alrededor de los pacientes con cáncer de Zamora hay un equipo multidisciplinar que está enfocado en acompañar al enfermo durante todo el proceso y en que reciba “un cuidado de calidad”.

Además, señaló que es muy importante el primer contacto del paciente con su oncólogo y enfermera porque es en ese primer encuentro donde se va a crear la relación posterior, según explicó. Por este motivo, recomienda a los pacientes que pregunten todas las dudas que tengan para que el equipo las pueda ir resolviendo durante las diferentes visitas.

Estamos para acompañarles en todo el proceso

Montse Martín - Supervisora de Oncología Médica y Radioterápica

“La primera sesión es la más problemática por el miedo a lo desconocido, pero según van avanzando las sesiones, lo llevan como una normalidad y el vínculo que se crea con nosotros se va reforzando día tras día”, manifestó la supervisora, quien destacó las ventajas del nuevo acelerador lineal, que permite unos tratamientos más precisos y evita desplazamientos de pacientes a otras ciudades.