El coronel Assimi Goita fue designado este miércoles presidente del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), el órgano creado por los golpistas que derrocaron al presidente Ibrahim Boubacar Keita y disolvieron la Asamblea Nacional.

Goita, coronel del Ejército de Tierra, es uno de los cinco militares que en la mañana de este miércoles apareció en la televisión maliense para leer el primer comunicado del CNSP, pero hasta ahora no figuraba entre los favoritos para encabezar la junta militar.

Los nombres que sonaban más eran los del coronel Malick Diaw y el también coronel Sadiou Camara, considerado por los observadores el "cerebro" del golpe del martes y que acaba de regresar a Mali tras un periodo de formación militar en Rusia.

Goita era hasta ahora el responsable de las Fuerzas Especiales en el centro del país, la región más golpeada por el terrorismo y la violencia intercomunitaria en los últimos años.

Por otra parte, el CNSP invitó públicamente a los secretarios generales de los ministerios a una reunión en la sede del departamento de Defensa para garantizar "la continuidad del trabajo" de la administración, en la línea de lo expresado esta mañana de garantizar la prestación de los servicios públicos.

No se conoce mucho más de las intenciones del CNSP, aparte de su promesa genérica de una transición y la celebración de elecciones legislativas "en un plazo razonable" y su compromiso de respetar los acuerdos internacionales firmados por Mali.

Los golpistas han decretado el cierre de todas las fronteras del país "hasta nueva orden", mientras que el mundo entero ha condenado el golpe y ha exigido el retorno del orden constitucional.