14 de febrero de 2020
14.02.2020
Italia

El municipio de Salò mantiene la ciudadanía honoraria a Benito Mussolini

Defienden que retirar la condecoración al dictador "solo sirve para revivir sentimientos de odio"

14.02.2020 | 22:08
Ramón Serrano Suñer, Francisco Franco y Benito Mussolini.

El municipio italiano de Salò (norte), donde Benito Mussolini fundó en 1943 una república fascista, rechazó una moción que exigía retirar la ciudadanía honoraria al dictador y la mantendrá para "no revivir sentimientos de odios" del pasado.

El partido del alcalde de Salò, el derechista Giampiero Cipani, rechazó en bloque la propuesta lanzada por la lista opositora Salò Futura, de centroizquierda, de retirar la condecoración al "duce", como han hecho otros municipios vecinos en los últimos tiempos.

La moción fue rechazada por 14 concejales: los 12 de Progetto Salò, el partido del regidor, además de otros dos independientes, entre estos la europarlamentaria de la ultraderechista Liga, Stefania Zambelli, según informan hoy los medios locales.

El mantenimiento de la ciudadanía honorífica a Mussolini ha sido justificado por la formación del alcalde para "no encender los ánimos ni crear mayores conflictividades".

"¿Cuál sería la utilidad de una medida de este tipo? ¿Cuál sería el beneficio para la sociedad de Salò, actualmente, cien años después?", pregunta el partido en un comunicado.

En su opinión, con el restablecimiento de la democracia tras la caída del fascismo al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, los concejales partisanos o antifascistas de la ciudad no decidieron revocar los honores a su "acérrimo enemigo" Mussolini.

"No lo hicieron, así lo creemos, por la sociedad que quisieron construir como alternativa a la fascista, y los políticos de Salò de entonces consideraron inteligentemente que era posible hacerlo sin necesidad de mortificar a quienes habían creído, erróneamente, en el proyecto de Mussolini", se lee en la nota.

A juicio del partido que gobierna Salò, aquella fue "una elección políticamente correcta que evitó encender los ánimos y crear mayores conflictividades" y una decisión "valiente que certificó la voluntad de construir una nueva sociedad" acogedora, y no hostil.

"Hoy, cien años después de la concesión de la ciudadanía honoraria a Benito Mussolini, se pide su revocación a esta administración. No lo queremos hacer porque creemos que eso solo sirve para revivir sentimientos de odio y revancha nocivos para la pacífica convivencia civil de nuestra comunidad", zanja el comunicado.

De este modo, Benito Mussolini seguirá siendo ciudadano honorario de esta ciudad, como lo ha sido en los últimos 96 años, después de que le fuera otorgada esta distinción en 1924, dos años después de su llegada al poder y de la instauración del fascismo.

Salò, en la provincia de Brescia y a orillas del lago de Garda, dio el nombre a la República Social Italiana, el reducto "satélite" de la Alemania nazi que Mussolini fundó en el norte italiano en 1943 tras su salida de Roma por su derrocamiento.

La República Social cayó en 1945 ante el avance de las tropas aliadas y la insurrección que estalló en la zona y, aunque Mussolini trató de huir junto a su amante Clara Petacci y otros jerarcas fascistas, fueron detenidos por unos partisanos y ejecutados

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

25 aniversario Muro de Berlín

Aniversario Muro de Berlín

Aniversario Muro de Berlín

La caída del "muro de la vergüenza" abrió el camino hace 25 años a la reunificación de Alemania y simbolizó para la posteridad el fin de la Guerra Fría.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags