08 de abril de 2019
08.04.2019
Elecciones europeas

Salvini intenta seducir a la ultraderecha europea

El líder de la Liga ha lanzado su campaña para el Parlamento Europeo desde Milán

08.04.2019 | 16:01
Matteo Salvini, el líder de la ultraderechista Liga.

El líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha intentado hoy seducir a los partidos euroescépticos de derechas de la Unión Europea (UE) para que se unan en alianza y sean la fuerza más votada en las elecciones europeas del próximo mayo.

Salvini ha lanzado su campaña para el Parlamento Europeo desde Milán (norte), en una conferencia a la que había invitado a miembros de los partidos populistas, euroescépticos y de ultraderecha.

Su intención era erigirse como líder de un bloque que aunara a estos grupos y hacerlo desde Italia, el país que ha conquistado con su retórica extremista, pues los sondeos le dan actualmente una intención de voto superior al 30 %, el partido más votado.

Su discurso contra la inmigración ilegal y su mantra de "primero los italianos" han calado en el electorado del país y ahora se plantea conquistar las instituciones europeas.

Pero le va a costar más que la convocatoria de este foro, que ha tenido ausencias sonadas, como las de la líder ultraderechista francesa, Marine Le Pen -con quien Salvini se reunió en París el pasado viernes-, o el primer ministro húngaro, Víktor Orban.

Tampoco han asistido miembros de Vox, a los que el también ministro del Interior italiano había invitado según los medios locales, y solo han compartido palco con Salvini el líder de Alternativa para Alemania, Jörg Meuthen, Anders Vistisen, del Partido Popular Danés, y Olli Kotro, de Verdaderos Finlandeses.

Salvini ha tratado de convencer a AfD, que actualmente pertenece al grupo de Europa de las Libertades y la Democracia Directa (EFDD), y al Partido Popular Danés y Verdaderos Finlandeses, de los conservadores y reformistas europeos (ECR), de que se cambien a la Europa de las Naciones Libres (ENF) en el que están Le Pen y Salvini.

La meta era sumar apoyos para controlar el Parlamento Europeo.

"El objetivo es llegar a ser el primer grupo europeo, el más numeroso. Tenemos el objetivo de ganar y cambiar Europa", afirmó Salvini, en esta conferencia que ha titulado "Hacia la Europa del sentido común, el pueblo levanta la cabeza".

"Formamos parte de familias políticas distintas (...) Pero lo importante es que estamos alargando las alianzas, estamos trabajando para hacer realidad un nuevo sueño europeo, aunque para algunos en Bruselas sea una pesadilla", sostuvo.

El también vicepresidente del Gobierno italiano se dijo "cansado del debate de fascistas y comunistas, derecha e izquierda" y justificó que esta distinción es un asunto del pasado.

"No nos interesa, no les interesa a los 500 millones de ciudadanos europeos. Nosotros miramos al futuro, el debate del pasado se lo dejamos a los historiadores", señaló.

Mostró al euroescepticismo y a la ultraderecha como el futuro y cargó contra aquellos que les atacan y les llaman "nostálgicos radicales" porque, dijo, "los únicos nostálgicos están ahora mismo en el poder en Bruselas".

Disparó dardos también contra los "burócratas y banqueros" para opinar que son los que "están hundiendo el sueño europeo" y argumentó de forma constante que estas fuerzas populistas y euroescéptica tienen sus diferencias pero comparten algo fundamental, "la identidad".

En este sentido, citó la lucha contra la inmigración ilegal como uno de los asuntos que les unen y dijo que si estas formaciones gobernaran las instituciones se esforzarían por reservar parte del dinero a políticas que priorizaran las devoluciones de inmigrantes ilegales a sus países de origen.

"Lo importante es que solo haya inmigración legal", añadió por su parte el alemán Jörg Meuthen.

Salvini está practicando en Italia una política de contención a la inmigración ilegal y se jacta de haber cerrado los puertos a los barcos de ONG con migrantes rescatados a bordo.

Entre sus decisiones se encuentra la del pasado agosto, cuando mantuvo retenidos durante cinco días a unos 140 migrantes a bordo de un barco italiano en el puerto de Catania (Sicilia, sur), como medida de presión para lograr que países europeos acordaran una reubicación compartida.

Por este suceso, la Justicia italiana pidió al Senado del país que autorizara la apertura de un juicio contra Salvini, que tiene inmunidad parlamentaria, pero se salvó con los votos de su partido y de su socio de Gobierno, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas.

Ahora, busca sacar rendimiento a este discurso contra la inmigración también a nivel europeo.

"Estamos trabajado para una nueva Europa, estamos construyendo un gran proyecto", aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

25 aniversario Muro de Berlín

Aniversario Muro de Berlín

Aniversario Muro de Berlín

La caída del "muro de la vergüenza" abrió el camino hace 25 años a la reunificación de Alemania y simbolizó para la posteridad el fin de la Guerra Fría.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags