El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha anunciado este domingo el comienzo de una serie de iniciativas a múltiples niveles -desde la protección fronteriza hasta la vigilancia de Internet- para impedir nuevos ataques como los perpetrados esta semana en Francia, que han dejado 17 víctimas mortales.

Cazeneuve compareció ante los medios flanqueado por sus homólogos europeos, entre ellos el español Jorge Fernández Díaz, para anunciar esta campaña que llevará a Bruselas, basada "en la necesidad de proteger a la población y defender sus derechos".

A tal efecto, el ministro anunció una serie de reuniones para remodelar la política de acceso fronterizo a través de controles reforzados a los pasajeros "siempre respetando las libertades de las personas" y crear un "registro europeo de datos de los pasajeros aéreos" para controlar cualquier posible salida desde la Unión Europea a países en situación de guerra.

De igual modo, se ha anunciado la creación de una fuerza conjunta e internacional para luchar contra la expansión del antisemitismo en Europa.

"Internet debe ser un espacio de diversidad pero respetando la ley, contra todas las manifestaciones de odio y racismo y que intentan seducir mediante la propaganda para crear nuevos terroristas, contra contenidos que hagan apología del terrorismo o llamen a la violencia o al odio", ha declarado.

Cazeneuve aprovechó para "rendir homenaje a las fuerzas de seguridad que pagaron un alto precio en estos últimos días". "Estamos aquí porque el fenómeno del terrorismo nos concierne a todos. No hace distinciones entre países y continentes. Estamos comprometidos en la lucha contra el terrorismo, y esta lucha", ha apuntado Cazeneuve, "debe ser global".

Cumbre contra el terrorismo en Washington

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha anunciado este domingo la celebración de una reunión mundial de alto nivel contra el terrorismo para el próximo 18 de febrero en Washington.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, invitará a los líderes de países aliados a la llamada cumbre sobre seguridad global, según hizo saber Holder tras reunirse con sus homólogos europeos en París.

"Congregaremos a nuestros aliados para discutir las formas en las que podamos responder a este extremismo violento que existe en el mundo", dijo Holder.