La operación para localizar a los hermanos Chérif y Said Kuachi, los dos sospechosos del atentado perpetrado el miércoles contra la revista satírica francesa 'Charlie Hebdo', continuará durante la madrugada del viernes, según ha informado la prensa gala.

La búsqueda de los dos sospechosos del atentado contra el semanario satírico 'Charlie Hebdo' está centrada en una zona entre los departamentos de Oise y Aisne, en la región de Picardía, donde el Gobierno francés ha decidido elevar el nivel de alerta por posibilidad de atentado.

Los hermanos Chérif y Said Kuachi han sido vistos esta mañana en una gasolinera cercana a la localidad de Villers-Cotterets, en Aisne, en la que habrían robado combustible y alimentos. Posteriormente, la cadena France 3 Picardie ha informado de que habían abandonado su vehículo, un Clio gris, y se habían atrincherado en una vivienda de la localidad de Crépy-en-Valois, en Oise.

Sin embargo, esta información no ha sido confirmada e incluso el alcalde de la localidad, Bruno Fortier, ha indicado a Reuters que helicópteros estaban sobrevolando la localidad y que se habían desplegados policías y fuerzas antiterroristas.

"Es un vals incesante de coches y camiones de Policía", ha relatado a Reuters el edil, que ha dicho que no podía confirmar la información sobre la presencia de los sospechosos en una casa de la zona.

En los últimos minutos, varios medios franceses informan de una fuerte presencia policial en otra localidad de Aisne. De acuerdo con 'Le Figaro', se ha cortado una carretera local en dirección a la localidad de Longpont y se estarían realizando registros en varias viviendas de la localidad cercana de Corcy.

Jornada de luto nacional en Francia

La jornada de luto nacional que debía servir para honrar la memoria de los caídos por la libertad de expresión acabó con una nueva muerte y la certeza de que un nuevo terrorista anda suelto y amenaza a los franceses.

A mediodía, la nación guardó un minuto de silencio, solo roto por el tañido de las campanas de la catedral de Notre Dame. Ya de noche, otro emblema nacional, la Torre Eiffel, se unió al dolor apagando las luces que la iluminan.

Ante el desafío terrorista, el Gobierno francés ha convocado para el próximo domingo una cumbre que deberá reunir a los responsables del Interior de los países europeos más afectados, como España, y de Estados Unidos.

También el domingo se celebrará una manifestación que está llamada a encarnar la unidad de los franceses frente a los radicales que quieren acallar cualquier crítica a través de las armas.

Sin embargo, la convocatoria de unidad nace ya dividida: el Gobierno y varios partidos no pueden ocultar la incomodidad que les produce compartir marcha con el ultraderechista Frente Nacional (FN) y su líder, Marine Le Pen, a quien consideran islamófoba.

El coordinador de la marcha en el gobernante Partido Socialista, François Lamy, sostuvo que "no hay lugar para el FN en la 'marcha republicana'".

Le Pen, presta siempre al pugilato dialéctico, se ha lanzado a denunciar esa "estafa política", que, recordó, deja fuera a "un partido que representa al 25 % de los franceses", su porcentaje de voto en las elecciones europeas.

Al margen de la contienda política, la buena noticia del día llegó con el anuncio de que el "Charlie Hebdo", la provocadora e iconoclasta publicación que los terroristas pretendieron callar, volverá a salir a los quioscos el próximo miércoles.

88.000 Efectivos

Entretanto, el Ministerio del Interior francés ha informado de que hay 88.000 efectivos desplegados en todo el país para garantizar la seguridad tras el atentado de ayer. En concreto, se trata de 50.000 funcionarios de la Policía, 32.000 gendarmes, 5.000 policías y gendarmes en fuerzas móviles y 1.150 militares.

En concreto, en la región de Ile de France, donde se encuentra París, hay movilizados 2.200 policías y gendarmes, 2.500 policías de la Prefectura, 2.500 agentes de la Dirección Central de Seguridad Pública (DCSP), 1.200 gendarmes, 850 militares y 400 miembros de la Vigilancia General de la SNCF, la empresa ferroviaria estatal.

Estremecedoras imágenes de la masacre terrorista de París. Pueden herir la sensabilidad por su dureza.

¿Quiénes son los atacantes?

La Policía ha publicado en la madrugada de este jueves las imágenes de los dos principales sospechosos del ataque, Said Kuachi, de 34 años de edad, y su hermano Cherif Kuachi, de 32. Además, ha pedido a la población que facilite toda la información posible acerca de ambos. Los dos sospechosos han sido avistados este jueves en la región de Aisne, al noreste de París, donde han robado en una gasolinera.

En las imágenes captadas por algunos testigos con los teléfonos móviles se puede ver a dos hombres encapuchados y vestidos de negro que abandonan el edificio y abren fuego contra los agentes apostados en la entrada. Uno de ellos grita "hemos vengado al profeta Mahoma". En otras imágenes captadas por una agencia local cuya sede se encuentra frente a 'Charlie Hebdo', se escuchan numerosos disparos procedentes del interior del edificio y se puede escuchar el grito de 'Allahu akbar' (Alá es grande).

¿Cuántos muertos ha habido?

Fuentes policiales consultadas por 'Le Figaro' han opinado que la manera de actuar de los asaltantes, la tranquilidad y la determinación con la que lo han hecho, demuestran que han recibido entrenamiento militar.

Las imágenes tomadas con teléfonos móviles por testigos muestran la profesionalidad de los asaltantes, según un antiguo miembro de un servicio de protección y escolta y un antiguo agente de la Policía judicial.

"Se ve claramente por el modo en el que sostienen sus armas, como avanzan con calma, fríamente. Forzosamente han recibido una formación de tipo militar", ha considerado uno de ellos. "No se trata de iluminados que han actuado por un impulso", ha añadido, destacando que portan sus Kalashnikov pegados al cuerpo, realizan disparos uno a uno y no por ráfagas, lo que demuestra que saben cómo utilizarlo.

El otro agente ha considerado que "lo más sorprendente es su sangre fría". "Han sido entrenados en Siria, en Irak o en algún otro sitio, puede que incluso en Francia, pero lo que sí es seguro es que han sido entrenados", ha añadido.

¿Cuántos detenidos hay?

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha informado de que ya son nueve las personas detenidas por su presunta vinculación con los autores materiales del atentado contra la revista satírica francesa 'Charlie Hebdo' y ha descartado cualquier vínculo entre este ataque y el tiroteo de Montrouge, en el sur de París.

Cazeneuve ha comparecido ante los medios para actualizar los datos oficiales tras el atentado del miércoles y ha elevado a nueve el número de personas arrestadas en el marco de las investigaciones. Además, las fuerzas de seguridad han recogido el testimonio de 90 personas.

Los hermanos Chérif Kuachi, de 32 años, y Said Kuachi, de 34, han sido identificados como los autores materiales del ataque. Cazeneuve ha explicado en su comparecencia que el menor de los dos sospechosos ha sido "reconocido formalmente" como "agresor" gracias a una fotografía. Se trata de un hombre "con domicilio en Reims" y "sin empleo" que "nunca ha sido investigado o condenado".

Su hermano, en cambio, ya figuraba en los registros de los servicios antiterroristas galos por supuestas actividades yihadistas, ha dicho Cazeneuve.

¿Cómo se produjo el atentado?

Dos asaltantes armados con Kalashnikov entraron el miércoles en la sede de 'Charlie Hebdo' poco antes de mediodía y abrieron fuego contra los presentes. En las oficinas se estaba celebrando una reunión de la redacción, de ahí que entre los fallecidos se encuentre su director, Charb, así como varios de sus principales dibujantes --Riss, Cabu y Wolinski--.

Una vez realizado el ataque, los dos atacantes abandonaron el inmueble y abrieron fuego contra los agentes que estaban apostados frente a él para defenderlo. A continuación, y sin signos de urgencia, se subieron a bordo de un vehículo y se dieron a la fuga. El coche fue encontrado posteriormente en un barrio cercano tras un choque que habrían tenido los autores del ataque en su huida. Estos se vieron obligados a huir a pie brevemente antes de robar a punta de pistola otro vehículo.

¿El semanario había sido amenazado?

'Charlie Hebdo'' había recibido numerosas amenazas en el pasado por sus portadas, en particular tras la publicación de las polémicas caricaturas sobre Mahoma. De hecho, la publicación ya había sido objeto de un incendio intencionado en 2011.

Sus periodistas reconocen que se habían habituado a las llamadas amenazadoras.Un periodista del semanario que no estaba en la sede ha relatado a 'Le Monde' que pese a las amenazas en los últimos meses no se sentía "una inmensa inquietud" en la redacción.

"Recibimos amenazas por correo electrónico todo el tiempo y llamadas de teléfono, pero no no las tomamos verdaderamente en serio. Nos hemos acostumbrado (...) en los últimos tiempos, creíamos que lo de las amenazas había terminado", ha añadido.