Ucrania anunció hoy la suspensión de la tregua declarada por el presidente, Petró Poroshenko, entre el Ejército y los separatistas prorrusos en la zona oriental del país donde fue derribado un vuelo de Malaysia Airlines con 298 pasajeros a bordo, según un comunicado del Gobierno.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, había anunciado ayer el cese temporal de las tareas de búsqueda de restos humanos y materiales del avión siniestrado el pasado 17 de julio, a cargo de forenses holandeses y ucranianos con ayuda de un equipo de la OSCE, a causa del deterioro de la seguridad.

Medios rusos y ucranianos informaron ayer de que representantes de la OSCE que trabajaban en el lugar del siniestro se vieron obligados a suspender sus actividades por tiroteos, cuya autoría Kiev atribuye a los separatistas prorrusos.

Según la nota del Gobierno ucraniano, "en un futuro próximo" los especialistas debatirán la fecha del reinicio de la investigación interrumpida por lo que, dijo, son provocaciones de los insurgentes.

"Hasta que se tome la decisión de continuar la búsqueda, la mayoría de los expertos abandonarán Ucrania salvo un pequeño grupo de especialistas encargados de comunicación y coordinación", añadió.

La tensión en la oriental región de Donetsk, principal baluarte de la sublevación prorrusa, impide a los investigadores sacar conclusiones preliminares sobre las causas del siniestro ocurrido el pasado 17 de julio, supuestamente cuando el avión fue derribado por un misil.