Israel y las milicias palestinas en Gaza lideradas por el grupo islamista Hamás cumplieron escrupulosamente la primera jornada de un alto el fuego de 72 horas, sin que se haya informado de incidentes.

Delegaciones de ambas partes se encuentran hoy en El Cairo, donde se anunció la tregua el pasado lunes, para abordar la opción de pactar un cese de hostilidades de mayor calado, con el Gobierno egipcio como mediador.

La Franja palestina ha registrado, desde el inicio de la última ofensiva israelí el 8 de julio, 1.867 fallecidos y 9.563 heridos, en su mayoría civiles, según datos del Ministerio de Sanidad en Gaza.

En el lado israelí son 67 los fallecidos, de los que 64 son soldados y oficiales del Ejército israelí muertos en combate y los otros tres civiles -dos israelíes y un tailandés- que perecieron como consecuencia del impacto de proyectiles disparados de Gaza.

No obstante, el brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), las Brigadas Ezzeldin al Qassam, ha afirmado este martes que "los capítulos de la batalla contra la entidad israelí" se seguirán sucediendo "hasta que Israel admita los derechos de los palestinos y sus justas demandas".

En su comunicado, ha indicado que considera que la fase actual es "de transición", y ha manifestado que "la actitud del enemigo --Israel-- determinará el camino del combate y su resultado final", según ha informado la agencia palestina de noticias SAFA.

"Nuestras orientaciones en los próximos días estarán condicionadas por los deseos de nuestro pueblo, que no debemos ignorar", ha recalcado. "Nuestros muyahidines --combatientes-- siguen en estado de alerta. Están preparados para llevar a cabo su papel según lo que la resistencia decida en nombre del pueblo", ha remachado, tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

Varios de los principales responsables de Naciones Unidas comparecerán este miércoles ante la Asamblea General de la ONU para informar sobre la situación en Gaza, en la que será la primera ocasión en la que el órgano trate la última crisis entre israelíes y palestinos.

La Asamblea, en la que se sientan los 193 Estados miembros, escuchará a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay; al enviado especial de Naciones Unidas para Oriente Medio, Robert Serry; y a la coordinadora adjunta de Ayuda de Emergencia de la ONU, Kyung-wha Kang.

Pillay solicitó a Israel que asuma sus responsabilidades por "las crecientes evidencias de crímenes de guerra" perpetrados por el Ejército israelí en Gaza. También estará en la sesión el comisionado general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krähenbühl.