El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este miércoles que España "en ningún caso" prohibió al presidente boliviano Evo Morales aterrizar en territorio español y que tampoco "es verdad" que solicitase "registrar el avión".

Según Margallo, el Gobierno español dio una autorización para que Morales hiciera escala en las Islas Canarias, pero el avión "no aterrizó en el plazo previsto", por lo que posteriormente se solicitó "una ratificación" de dicha autorización, que se ha producido a primera hora de esta mañana.

El titular de Exteriores, que durante toda la noche ha mantenido contactos con sus socios europeos y las autoridades bolivianas, ha adelantado que el aterrizaje de Morales finalmente se producirá "a lo largo de la tarde" y ha considerado que estos hechos no tendrán "consecuencias".