El Gobierno egipcio dijo hoy que solo cinco ministros han presentado su dimisión tras las masivas manifestaciones contra el presidente del país, Mohamed Mursi, aunque siguen en sus puestos, ya que todavía no se ha aceptado su renuncia.

La Presidencia del Consejo de Ministros confirmó en un comunicado difundido en Facebook que han dimitido los titulares de Asuntos Exteriores, Mohamed Amr; de Turismo, Hisham Zaazu; de Telecomunicaciones, Atef Helmi; de Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato, y de Medio Ambiente, Jaled Fahmi.

Negó que hayan renunciado otros miembros del gabinete, como habían anunciado previamente fuentes gubernamentales. Un portavoz de la Presidencia egipcia descartó hoy a Efe que el primer ministro egipcio, Hisham Qandil, haya presentado la dimisión del Ejecutivo a Mursi.

El portavoz explicó que sí han renunciado los portavoces presidenciales Omar Amer e Ihab Fahmi, además del portavoz del Consejo de Ministros, Alaa al Hadidi.

Además, informó de que Mursi se ha reunido con Qandil y con el titular de Defensa, Abdel Fatah al Sisi.

Con anterioridad, el mandatario se había entrevistado de urgencia con el Gobierno, en un encuentro en el que no participaron Al Sisi ni el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim.

Seguidores de los Hermanos Musulmanes y los aliados islamistas del presidente salieron hoy en masa a las calles del país, al tiempo que los opositores volvieron a protagonizar marchas multitudinarias para exigir la renuncia de Mursi.

Mursi advierte al Ejército que no cederá el poder

Esta mañana Mohamed Mursi ha acusado al Ejército de "causar confusión" al dar un plazo de 48 horas a la clase política para atender las demandas populares y ha advertido de que el país no cederá el Estado civil.

"La Presidencia considera que algunas de las declaraciones (contenidas en dicho comunicado) conllevan significados que pueden causar confusión en el complejo ambiente nacional", ha dicho en un comunicado difundido este martes.

A este respecto, la Presidencia ha querido aclarar que el jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, no consultó con Mursi su intención de dar dicho ultimátum a los políticos egipcios, según ha informado el diario oficial 'Al Ahram'.

En respuesta al cuerpo militar, ha subrayado que la consecución de un Estado civil y democrático ha sido el mayor logro de la revolución contra el régimen de Hosni Mubarak, por lo que "Egipto, con todas sus fuerzas, no aceptará, bajo ninguna circunstancia, volver atrás".

"El pueblo egipcio ha sacrificado la sangre de sus hijos, la estabilidad y el desarrollo para construir un nuevo Estado y todos hemos elegido las vías democráticas como la única solución pacífica para abordar nuestras diferencias", ha recordado.

Así, ha reiterado que "sigue adelante en el camino previsto para llevar a cabo una profunda reconciliación nacional, en respuesta a las aspiraciones del gran pueblo egipcio e independientemente de cualquier declaración que profundice la división entre ciudadanos".

Ultimátum

Al Sisi ha dado este lunes un ultimátum de 48 horas a los políticos para satisfacer las demandas del pueblo egipcio, después de las multitudinarias manifestaciones del pasado domingo para exigir la dimisión de Mursi.

Al Sisi ha recordado que "el Ejército dio a todas las fuerzas políticas un plazo de una semana para que alcanzaran un acuerdo para salir de la crisis (...) habiendo pasado este periodo sin ningún gesto o acto (por parte de las mismas)".