Al menos diecisiete personas murieron este viernes y decenas resultaron heridas en un nuevo atentado en Tikrit, al norte de Bagdad, contra un hospital donde estaban ingresadas víctimas de un ataque anterior contra una mezquita.

Fuentes policiales revelaron a Efe que un suicida activó la carga explosiva que llevaba adosada al cuerpo en medio de los familiares que visitaban a los heridos hospitalizados por el atentado de esta mañana que dejó diecinueve muertos, de acuerdo con el último recuento.