El supuesto jefe de la red terrorista Al Qaeda en Pakistán, identificado como Sheij Al Fatah, podría haber muerto el pasado fin de semana en un ataque de un avión no tripulado estadounidense, informó hoy a Efe una fuente de los servicios secretos paquistaníes (ISI).

Al Fatah perdió la vida en uno de los frecuentes ataques de aviones no tripulados norteamericanos en las regiones tribales fronterizas con Afganistán, registrado hace dos días, según la fuente.

"La información de su muerte ha sido trasladada por fuentes locales y oficiales de seguridad en la zona. Su muerte es más que un rumor. No obstante, hay que esperar a una confirmación definitiva", expuso.

De acuerdo con los datos que maneja, Al-Fatah "ha orquestado muchos atentados suicidas que se han lanzado en los últimos tiempos en Afganistán, y también algunos en Pakistán".

En ocasiones anteriores, los servicios de inteligencia han dado por fallecidos a líderes de la insurgencia antes de haber hallado su cadáver y después han tenido que desmentir sus afirmaciones, como sucedió meses atrás con el jefe de los talibanes paquistaníes, Hakimulá Mehsud.

Tan sólo en septiembre, Estados Unidos ha lanzado una veintena de ataques de aparatos no tripulados operados por la CIA, que tienen como objetivo golpear a los talibanes y a Al Qaeda.

La inmensa mayoría se han producido en Waziristán del Norte, donde buscan refugio miembros de una de las facciones más radicales de los talibanes afganos, la conocida como "red Haqqani".

Waziristán del Norte es además la única región del cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán que no ha sido objeto de una operación del Ejército paquistaní contra la insurgencia en los últimos dos años, pese a la presión de EEUU.

A pesar de condenarlos en público, los ataques con misiles cuentan a priori con el consentimiento de Pakistán, cuyos servicios secretos cooperan con los estadounidenses.

No obstante, un alto cargo del ISI criticó hoy que su organismo "no está siendo informado" de todas las últimas operaciones llevadas a cabo por los aviones espía.

"No estamos de acuerdo con la escalada actual. Es probable que quieran presionar a través de los ataques con aparatos no tripulados y con las incursiones de helicópteros para que lancemos una operación en Waziristán del Norte, pero esto ahora no es posible. Ni ahora ni en los próximos meses", sostuvo en declaraciones a Efe.

La fuente alegó que el Ejército paquistaní ya se halla enfrascado actualmente en numerosos frentes y desempeña un papel activo en la asistencia a los millones de afectados por las inundaciones que sufre el país.