Apenas 24 horas después de que la Fiscalía anunciase que sería ahorcada ya que había sido condenada por asesinato, y que este delito predomina sobre el de adulterio, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Ramín Mehmanparast, negó que la sentencia sea firme y el proceso haya concluido.

Ante más de una decena de periodistas, el responsable confirmó, no obstante, que el tribunal ya ha probado que la mujer participó en el asesinato de su esposo, lo que probablemente podría llevarla a la horca.

«Los dos casos siguen bajo revisión y el veredicto se pronunciará cuando concluya la investigación», afirmó Mehmanparast.

Sin embargo, horas antes el fiscal general del Estado y portavoz del Poder Judicial, Gholam Husein Mohseni Ejeí, había dado a entender que la sentencia ya había sido dictada y que la soga sustituiría a las piedras.