El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha decidido finalmente someter este miércoles su plan de gobierno ante la Cámara de los Diputados como una cuestión de confianza, propuesta que, de no aprobarse, puede hacer caer a su Ejecutivo.

Así lo hizo saber hoy en un escueto comunicado el portavoz del Gobierno y subsecretario de la Presidencia del Ejecutivo, Paolo Bonaiuti, quien explica que han decidido además convocar para este miércoles por la mañana un Consejo de Ministros para abordar la cuestión de confianza.

Esta decisión fue tomada durante la reunión de la cúpula del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), celebrada hoy en la residencia romana del mandatario, el Palacio Grazioli, para ultimar los detalles del documento con los cinco puntos del programa que llevarán a la Cámara Baja.

En esa reunión, según informan los medios de comunicación italianos citando a algunos de los que estuvieron presentes, Berlusconi justificó su decisión de someter el plan de Gobierno a una cuestión de confianza por, según él, ser necesaria una muestra de claridad sobre lo que ocurre en este momento.

Está previsto que este miércoles el jefe del Ejecutivo italiano comparezca a las 11.00 hora local (09.00 GMT) ante la Cámara de los Diputados para presentar esos cinco puntos (federalismo económico, reforma del fisco, iniciativas para el sur, Justicia y Seguridad) que pretende llevar a cabo hasta finales de legislatura en 2013.

Tras el discurso del primer ministro, quien mañana cumple 74 años, se celebrará un debate en la Cámara Baja al que seguirá, por la tarde, a partir de las 19.00 hora local (17.00 GMT) la votación.

La decisiva prueba para Berlusconi en la Cámara Baja proseguirá el jueves en el Senado, adonde el primer ministro llevará también su programa de gobierno, repitiéndose, según explicaron a Efe fuentes del PDL, el mismo procedimiento que en la otra Cámara.

Berlusconi necesita del apoyo de los diputados afines a Fini -quien presenciará la posible caída de su ahora enemigo público número uno en calidad de presidente de la Cámara Baja-, pues la mayoría absoluta se cifra en 316 y hasta ahora el PDL cuenta con diez apoyos menos, según los medios italianos.