El presidente del Banco Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, y otro importante directivo de la entidad financiera están siendo investigados por la Fiscalía de Roma por supuesta violación de las normas sobre la prevención del blanqueo de dinero.

La jueza María Teresa Covatta ha decretado la incautación preventiva de 23 millones de euros depositados en una cuenta corriente del banco Credito Artigiano a nombre del Banco Vaticano, conocido como Instituto para las Obras de la Religión (IOR).

La Fiscalía indaga dos operaciones bancarias que preveían la transferencia de 20 millones de euros a la JP Morgan de Fráncfort (Alemania) y de otras tres entidades a la Banca del Fucino.

Según los investigadores, ambos dirigentes del IOR no facilitaron la información necesaria impuesta por la normativa contra el blanqueo de capitales.