La popularidad del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha retrocedido dos puntos en el último mes, hasta quedarse en un 32 % —su nivel más bajo desde junio de 2007—, en pleno debate por las polémicas repatriaciones masivas de gitanos, según un sondeo del diario «Le Parisien».