Israel ha acordado, en el marco de las conversaciones directas con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), aplazar del 26 al 30 de septiembre la moratoria de construcciones de asentamientos judíos ilegales en Cisjordania, según explicó ayer el negociador de Al Fatá Nabil Shaath.

La decisión se ha adoptado para dar a ambas partes más tiempo para negociar futuros avances en el diálogo, que se retomará mañana, lunes, en la ciudad cisjordana de Jericó. Será el primer encuentro que se celebre tras el que el primer ministro judío, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, se reuniesen el pasado jueves en Washington. A la cita también asistirán representantes de la administración norteamericana, según Shaath, citado por el periódico israelí «Haaretz».

La intención de las dos partes es preparar un nuevo cara a cara entre Netanyahu, Abbas y la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, el próximo 14 de septiembre en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij, junto al mar Rojo.

Antes del fin de la moratoria en los asentamientos, cuya prórroga piden los palestinos como requisito para mantener el diálogo, queda prácticamente un mes durante el que los dos equipos discutirán nuevas soluciones «bajo el marco de los encuentros y las cumbres preparatorias». El representante de Al Fatá también anunció que la intención del presidente estadounidense, Barack Obama, es la de visitar la región próximamente y promover sobre el terreno el proceso de paz, aunque aparentemente Washington todavía no ha fijado fecha para este viaje.

Mientras, las facciones palestinas opuestas a la negociación siguen dando la batalla. Tras declarar, en unión de otras doce milicias árabes, su oposición al proceso, que boicotearán mediante atentados, el grupo radical islámico Hamás, que controla la franja de Gaza, anunció ayer que los colonos judíos en territorio palestino son «objetivo legítimo». En consecuencia, Hamás aplaudió que su brazo armado asesinara a cuatro de ellos esta semana en dos ataques en Cisjordania.

«Dañar colonos sionistas es natural. Actualmente, conforman un ejército, en todo el sentido de la palabra. Tienen más de medio millón de armas automáticas, además de la protección básica que les confiere el Ejército (israelí) de ocupación», señaló uno de los portavoces de Hamás, Azat al-Ghashek, en declaraciones publicadas por el diario en árabe «Al-Hayat».

Al-Ghashek agregó que los dos recientes ataques contra colonos, en los que también resultó herida una pareja, prueban la determinación de los grupos armados palestinos de combatir al «enemigo sionista». Al-Ghashek tildó el incipiente diálogo de «carnaval mediático» orquestado por EE UU para promover su agenda política en Oriente Medio.