Londres

La flota de submarinos nucleares británicos ha sufrido varias fugas de residuos radiactivos en su base de Clyde (suroeste de Escocia), según un informe confidencial del Gobierno de Londres del que informó ayer el diario "The Guardian". En ese informe, el Ministerio de Defensa admite problemas de seguridad en su base de submarinos nucleares, situada cerca de Glasgow, donde los problemas han sido, se afirma, «recurrentes».

Los submarinos nucleares afectados son tres y todos ellos pertenecen a la clase «Trident», la más avanzada de toda el arma nuclear submarina británica. Los tres son, pues, «hermanos» del "Tireless", que permaneció durante varios meses en reparación en la base naval de Gibraltar en 2001.

Entre los casos de fugas detectados figuran tres escapes de refrigerante nuclear en 2004, 2007 y 2008. Además, el año pasado un jefe del área de residuos radiactivos fue sustituido, al parecer, porque no tenía preparación en la gestión de residuos radiactivos, siempre según el periódico británico.

Las fugas están documentadas en un informe al que tuvo acceso el Canal 4 de la televisión británica, en virtud de la Ley de Libertad de Información. La situación es tan seria que la Agencia de Protección del Medioambiente de Escocia (Sepa) ha advertido de que estudiaría el cierre de la base si contara con los poderes legales para hacerlo.

Aunque el Ministerio de Defensa está legalmente exento de la política de vigilancia sobre el medio ambiente que el Sepa sí ejerce, ha prometido en varias ocasiones a este último organismo que cumplirá con la seguridad en materia de radiación, añadió el matutino londinense.

Según los documentos citados, los casos de escape radiactivos se dieron en los submarinos "HMS Torbay", "HMS Superb" y "HMS Trafalgar". El Ministerio de Defensa insiste en sus informes en que ninguna de las fugas ha supuesto una amenaza para la salud humana o para el medio ambiente.

Sin embargo, el director ejecutivo del Sepa, Campbell Gemmell, ha afirmado ante los micrófonos del Canal 4, en unas declaraciones que estaba previsto emitir anoche: «No es aceptable que simplemente se diga que estos incidentes son menores. Hay que asegurarse de que los submarinos cuentan con los sistemas (adecuados) para impedir que estos incidentes ocurran. De ese modo, no tendremos que preocuparnos de si las posibles consecuencias son serias o no».