El Cairo, La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, anunció ayer que España y Egipto convocarán una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de países árabes el próximo otoño con el objetivo de impulsar la paz en Oriente Próximo sin crear malestar en Israel.

Fernández de la Vega anunció la celebración de esa cumbre en la conferencia de prensa que ofreció tras la entrevista con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y en la que estuvo también el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos. La cumbre con los países árabes planteada por España y asumida por Egipto se celebrará en este país, según informó la vicepresidenta, quien explicó que la iniciativa se enmarca en el contexto de la presidencia de la Unión Europea que España asumirá en el primer semestre de 2010. Presidencia que entre sus objetivos, explicó Fernández de la Vega, estará el impulso de la paz en Oriente Próximo, una cuestión en la que aseguró que España volcará «su experiencia, esfuerzo y capacidad».