Seúl, Corea del Norte anunció ayer que ha reiniciado el proceso para extraer plutonio en su principal central nuclear, un día después de que la ONU le impusiera sanciones por el reciente lanzamiento de un cohete de largo alcance.

Según la agencia estatal KCNA, Corea del Norte aseguró ayer que ha vuelto a procesar barras de combustible nuclear en su principal planta atómica, la central de Yongbyon, al norte de la capital, en rechazo a las «fuerzas hostiles».

Eso supone que el país comunista ha comenzado a extraer plutonio del combustible nuclear que almacena en dicha planta. El reactor nuclear de Yongbyon estaba inactivo desde 2007, cuando los seis miembros del diálogo para la desnuclearización de Pyongyang (EE UU, Rusia, Japón, China y las dos Coreas) alcanzaron un acuerdo por el que Pyongyang se comprometió a desmantelar esa central nuclear a cambio de ayudas económicas e incentivos políticos. Según la agencia estatal norcoreana KCNA, el régimen comunista de Corea del Norte alegó que «contribuirá a impulsar la disuasión nuclear en defensa propia».