Ginebra

Todos los países miembros de la ONU, excepto los nueve que rechazaron participar en la Conferencia de seguimiento contra el Racismo al alegar que ésta iba a tener un carácter antisemita, aprobaron ayer el documento oficial que refuerza el compromiso internacional de luchar contra esta discriminación. La República Checa, que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea (UE), abandonó la conferencia.