Moscú

El representante ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, afirmó ayer que Rusia no asistirá a una reunión de los jefes de los estados mayores militares de ambas partes, si la Alianza no cancela las maniobras militares que planea realizar en Georgia. Rogozin tachó de «provocación» que la OTAN no cancelara esas maniobras, aunque hubieran sido planificadas tras la guerra ruso-georgiana de agosto. Al tiempo, admitió que sí tendrá lugar la reunión del Consejo OTAN-Rusia.