Berlín, El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, se lanzó ayer a la carrera por la Cancillería como candidato del Partido Socialdemócrata (SPD), con un desafío a Angela Merkel y también a los sondeos, que pronostican la reelección de la actual jefa de Gobierno.

«Quiero ser canciller», proclamó Steinmeier al presentar ante miles de seguidores en Berlín el programa electoral aprobado por la cúpula del SPD. Y añadió: «Quien tiene el mejor programa y quiere llevar adelante la mejor política debe gobernar. Eso quiero hacer».

Las encuestas apuntan a la reelección de Merkel, con un 35 por ciento para la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), frente al 24 por ciento que pronostican para el SPD.

Según los sondeos, no sólo ganará, sino que, tras cuatro años de gran coalición con el SPD, podrá volver a su alianza natural con el Partido Liberal (FDP).