Londres, El Ejército israelí dispone ya de un plan para bombardear las instalaciones nucleares de Irán, que puede ponerse en marcha en cuestión de horas, una vez que así lo decida el Gobierno de Benjamín Netanyahu y se tenga el beneplácito de EE UU. Así lo dijeron ayer fuentes de Defensa al diario británico "The Times".

De momento, el Ejército israelí ya tiene preparados tres aviones AWAC y ha realizado tanto ensayos de bombardeos como de simulacros para preparar a la población para un eventual ataque.

Los objetivos del ataque serían la central de Natanz, las instalaciones de Eshafan y el reactor de agua pesada de Arak.