Londres, El policía que atacó por la espalda al quiosquero que murió la semana pasada en una protesta contra la cumbre del G-20 en la que no estaba participando, ha sido suspendido, según confirmó ayer la Comisión Independiente de Quejas Contra la Policía. El agente, que pertenece a la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard) y aparece en un vídeo divulgado el martes, se identificó el jueves a los investigadores de la Comisión, aunque su nombre no se ha hecho público. Un portavoz de Scotland Yard indicó que la suspensión se ha decidido para «mantener la confianza ciudadana» en la Policía.