Bagdad, Un nuevo atentado múltiple en la capital iraquí causó ayer 32 muertos y al menos unos 130 heridos, según confirmaron fuentes de la policía, que también precisaron la cercanía de mercados populares en los lugares de las explosiones. Otras fuentes elevan a 20 los muertos.

Los ataques se produjeron en barrios de mayoría chiíta, a primera hora de la mañana, cuando las calles estaban ya muy concurridas por personas. La primera de las explosiones se produjo en un mercado del barrio Al Alawi, en el sur de Bagdad. En este se contabilizaron cuatro muertos y unos quince heridos. La mayoría de las víctimas eran trabajadores que esperaban a ser contratados, según fuentes del Ministerio del Interior.

El segundo de los atentados, se produjo al paso de un convoy de un alto responsable del Minsiterio del Interior, en el barrio de Al Nairiya, en el sudeste de Bagdad. El coche bomba mató a un civil y a un policía. Los heridos fueron seis, todos ellos policías. El tercer coche bomba se produjo en el bastión chiíta de Ciudad Sadr, en un mercado, y causó diez muertos, entre ellos dos mujeres, y al menos 28 heridos de diversa consideración. En el cuarto, en el nordeste de la ciudad, en Al Huseiniya, la explosión del coche bomba mató a dos civiles e hirió a otros nueve iraquíes.