Roma.- La posible convocatoria del referéndum para reformar la ley electoral empezó ayer a despuntar como alternativa a la difícil misión que ha sido encomendada al presidente del Senado, Franco Marini, quien deberá buscar el consenso de las distintas fuerzas políticas para formar un Gobierno interino que modifique la ley electoral antes de que se convoquen elecciones anticipadas.