Giuliani obtuvo hoy un decepcionante 15 por ciento de los votos en las primarias republicanas de Florida, lo que le situó en tercer lugar por detrás de McCain, quién ganó con el 36 por ciento, y Mitt Romney con el 31 por ciento.

El ex alcalde de Nueva York había centrado su campaña en ganar en Florida y su derrota, tras gastar cerca de 35 millones de dólares en la campaña electoral, le deja sin apenas posibilidades de cara al "súpermartes" de la próxima semana.

Portavoces del Partido Republicano, quienes declinaron ser identificados, dijeron que el ex alcalde respaldaría a McCain en California donde los aspirantes a la candidatura presidencial de ese partido participarán en un debate en la biblioteca Ronald Reagan.

Giuliani al ser preguntado si abandonaría la contienda sólo declaró hoy a los periodistas "Voy a California".

El ex alcalde de Nueva York, en un discurso a sus seguidores aseguró que "ganemos o perdamos, nuestro trabajo no está hecho", y destacó que la responsabilidad del liderazgo no culminaba con una campaña electoral.

McCain, por su parte, aprovechó su discurso de aceptación de la victoria en Florida para alabar la campaña de Giuliani.

En el último debate en televisión de los republicanos la semana pasada en Boca Ratón (Florida), McCain calificó a Giuliani de "héroe" al tiempo que alabó su gestión como alcalde de Nueva York.

Las posiciones moderadas de Giuliani pueden ayudar a McCain en estados como California de cara al "súpermartes" de la próxima semana cuando se celebrarán las primarias en 22 estados.