"Al escucharla hablar sobre la presidencia, su política y sus soluciones para los grandes problemas de EE.UU. nos sentimos enormemente impresionados por la profundidad de su conocimientos, por la fuerza de su intelecto y por la amplitud de su experiencia", señaló.

The New York Times pronosticó que Clinton será un enérgico comandante en jefe del país y señaló que es "injusto, después de siete años de inepto liderazgo por parte del presidente (George W.) Bush" que se pudiera poner en tela de juicio esa capacidad.

Al indicar su apoyo a McCain, la junta editorial del diario señaló que tiene grandes discrepancias con todos los aspirantes republicanos a la presidencia, pero entre ellos su mejor opción es el senador de Arizona.

McCain es "el único republicano que promete poner fin al estilo de gobierno de Bush", señaló.

Con sus antecedentes de trabajo para desarrollar legislaciones sensatas apoyadas por los dos partidos, "ofrecería una opción a un espectro mayor de estadounidenses que el resto de los candidatos republicanos", señaló.

El diario indicó que el legislador ha demostrado que tiene el carácter para defender sus principios, que apoya la lucha contra el calentamiento global y que "fue una de las primeras figuras republicanas que avisó lo mal que se ha manejado la guerra en Irak".

Sobre los demócratas el influyente diario se refirió a la estrecha lucha por la candidatura que libran la ex primera dama, el senador de Illinois, Barack Obama, y el ex senador de Carolina del Norte, John Edwards.

Por una parte, señaló que pese a la buena campaña de Obama, el legislador no tiene el monopolio de las ideas necesarias para gobernar al país.

Sobre Edwards, indicó que el ex legislador "ha repudiado tantas de sus ideas, tantos votos en el Senado que no sabemos cuál es su posición".

The New York Times señaló que la senadora es capaz de unir y de conducir y recordó que en 2006 también la apoyó en su campaña senatorial.

En esa ocasión "estábamos seguros de que sería una gran senadora, pero debido a que sus mayores ambiciones eran evidentes, nos preguntábamos si podría presentarse como un líder ante el país".

"Sus ideas, su triunfo en Nuevo Hampshire y sus buenos resultados en Nevada, su nueva apertura para explicarse a sí misma y no solo sus programas, y su poderoso intelecto demuestran que está totalmente capacitada para hacer eso. Representa la mejor opción del Partido Demócrata que busca recuperar la Casa Blanca", indicó.